¿Por qué ahorras dinero si tienes un Aloe Vera en casa?

Conseguir un Aloe Vera es muy sencillo, seguro que alguien te puede dar un esqueje y si no es el caso, puedes comprar uno por unos 2 Euros. Es una planta muy fácil de mantener viva ya que apenas necesita cuidados.

El Aloe Vera tiene multitud de propiedades beneficiosas y no tenemos que ser expertos para disfrutar de ellas. Vamos a estudiar un poco más a fondo esta planta y a ver cómo podemos ahorrar bastante dinero si la usamos sustituyendo algunos productos que, simplemente, nos cuestan dinero.

Cómo en este post hablo de curación de pequeñas enfermedades o molestias, tengo que decir antes de seguir que esta información es meramente informativa, yo no tengo capacidad para hacer diagnósticos ni recetar medicamentos. En caso de lesiones graves, acude a tu médico.

Aloe Vera para curar llagas de la boca: 

Las llagas o úlceras bucales son pequeñas lesiones que aparecen en la cavidad bucal, paladar, labios, lengua o encías y causan malestar e incomodidad a la persona que las padece.

Pueden aparecer por falta de higiene, por defensas bajas, virus o por algún mordisco. Con el paso de los días, suelen desaparecer solas y hay remedios que puedes encontrar en las farmacias que aceleran ese proceso.

Si tienes un Aloe en casa no tienes que esperar a que se curen solas y tampoco tienes que gastar dinero en la farmacia. El Aloe es un magnifico regenerador de tejidos, con propiedades cicatrizantes y reparadoras.

La manera de aplicar el Aloe en las llagas es sencilla, tienes que cortar una hoja (cuanto más cerca de la base mejor), pelar un trozo y aplicarlo directamente en la herida. Puedes repetir el proceso dos o tres veces al día hasta que desaparezca la llaga.

Recuerda que puedes conservar la hoja cortada en el frigorífico, simplemente envuelta en film transparente.

Aloe Vera contra las quemaduras:

 El Aloe se puede usar para las quemaduras si son de primer grado, es decir, afectan a la capa superior de la piel. Las que se producen en los accidentes domésticos en casa o por los efectos del sol.

Es conveniente que cuando se produzca la quemadura, la pongas debajo del grifo agua fría y dejes correr el agua durante un rato. Justo después coge una hoja de Aloe y frota con su jugo directamente en la herida, repite el proceso varias veces al día.

Aloe Vera para uñas y cutículas:

Todo el mundo, especialmente las mujeres, queremos tener unas manos bonitas. La zona de las uñas es la que más se puede debilitar. Para mantener a raya a los “padrastros” y tener unas uñas fuertes mezcla estos tres ingredientes:

  • Una hoja de Aloe pelada.
  • Media cucharada de aceite de oliva.
  • Una capsula de vitamina E (cómprala en tu herbolario).

Una vez tengas todos los ingredientes mezclados, hay que batirlos y aplicarlos en las zonas interesadas. Déjalo actuar durante 20 minutos y retíralo. Repite el proceso dos veces a la semana.

Aloe Vera para durezas:

El Aloe Vera también sirve para combatir la sequedad de los pies e incluso las durezas.

Este remedio es muy sencillo, corta una hoja de aloe y reparte el gel transparente por todo el pie, a continuación ponte un calcetín y déjalo reposar toda la noche. A la mañana siguiente lava bien tus pies y échate tu crema hidratante habitual. Repite el proceso dos días a la semana y tendrás unos pies estupendos.

Aloe Vera para las estrías:

Las estrías pueden aparecer en algunas zonas de nuestro cuerpo debido a cambios bruscos de peso o por el embarazo. Estas marcas en nuestra piel son muy molestas y antiestéticas.

Aunque son difíciles de hacer desaparecer, podemos hacerlas reducir con este remedio casero de Aloe Vera y aguacate:

  • Una hoja de Aloe.
  • Medio aguacate.
  • Una cucharadita de aceite de oliva.

Para preparar este remedio, mezcla los ingredientes y bátelos hasta conseguir una mezcla homogénea. Aplícalo en las zonas afectadas dando masajes circulares y déjalo actuar durante unos 20 minutos. Retira la mezcla con agua fría y repite el proceso dos o tres veces a la semana.

Aloe Vera para cicatrices:

Para reducir cicatrices o hacerlas desaparecer en algunos casos, podemos usar una mezcla de Aloe y limón diariamente durante una temporada.

  • Una hoja de Aloe.
  • El zumo de un limón.

Mezcla y bate estos ingredientes hasta tener una crema homogénea, aplícalo en las zonas afectadas y déjalo actuar todo el tiempo que puedas, luego retíralo con agua. Repite el proceso todos los días durante unos meses y verás sus efectos.


Como has podido observar, en todos los casos expuestos utilizamos directamente la planta, si eres manitas y quieres hacer tu propio gel de Aloe Vera, es el siguiente enlace tienes la formula mágica:

Cómo hacer gel de aloe vera casero y cuáles son sus aplicaciones

Como habrás visto, el Aloe tiene infinidad de aplicaciones, ¡ahora ya sabes por que ahorras dinero teniendo un Aloe Vera en casa!

Tu amiga la hormiga ant

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s